Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 4 el Lun Mayo 09, 2011 8:35 pm.
Últimos temas
» Recuerdos y algo más
Dom Feb 14, 2016 6:37 pm por Lady Scabbia

» Mal Tercio
Dom Feb 14, 2016 6:27 pm por Lady Scabbia

» Rosas nieve y sangre
Dom Feb 14, 2016 6:19 pm por Lady Scabbia

» Tentaciones (Leila)
Dom Feb 14, 2016 6:16 pm por Lady Scabbia

» cuidando de ellos
Dom Feb 14, 2016 6:12 pm por Lady Scabbia

» ksdjhfsdkjgh
Jue Dic 04, 2014 8:51 pm por Lady Scabbia

» Probando askjhdadsjfh
Miér Abr 03, 2013 12:39 pm por Lady Scabbia

Mejores posteadores
Lady Scabbia
 

Staff Moonlight
Copyright
Todas las imagenes e historias alojadas son propiedad de los administradores y los usuarios registrados y no se puede hacer uso de ellos sin el consentimiento de los propietarios. Cualquier falta sera notificada a foro activoLicencia de Creative Commons
Moonlight Eternity by Administradores is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

cuidando de ellos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

cuidando de ellos

Mensaje por Lady Scabbia el Dom Feb 14, 2016 6:12 pm

El ángel siempre era confundido por un cazador mas pues no tenia aspecto de lobo aunque su masa muscular debajo de esas ropas fuera tonificada era de complexión delgada.

-Buenas noches caballeros- Dijo bastante alegre para la noche de hoy.

Nadie volteo a ver siempre era el tipo molesto que quería ser amigos de todos 

-He dicho Buenas noches compañeros - Repitió cuando se paro sobre una silla para quedar por arriba de todas esas cabezas.

Pensaba el ángel que tratar con estos tipos rudos y lobos iba a ser mas difícil de lo que le indico el creador, los humanos son seres racionales que a menudo parece irracionales o les gusta actuar como tal, hoy era la prueba pues en vez de practicar, cuidar de los heridos habían venido a beber hasta quedar satisfechos  del elixir y los placeres.

-Compañeros yo invito la siguiente ronda- Grito aun arriba de la silla.

Solo entonces la multitud volteo a mirarlo, aplaudieron y chiflaron por el, solo entonces se sintió importante.


[size=20][size=15]GABRIEL
[/size]

[/size]
 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Cornelius D. Dragomir el Mar Mayo 13, 2014 7:51 pm


Cornelius se encontraba como todas las noches sentado e una mesa de la taberna, en su mano izquierda reposaba un tarro con alguna bebida alcohòlica con la que calmaba su estrès despuès de pasarse el dìa cuidando el campamento de los rebeldes, trataba de olvidarse de los rostros de aquellas personas (que en realidad ya no eran personas, es decir, vampiros) a las que habìa tenido que matar para salvarse, su mirada estaba fija en el suelo, aùn podìa escuchar los lamentos de sus compañeros lupinos suplicando clemencia y piedad ¿Por què tenìa que suceder todo eso?. 

La tranquilidad de sus pensamientos se viò interrumpida por un hombre que sonreìa como si fuera la noche previa a la navidad, entrecerrò los ojos deseando apretar las manos directamente en su cuello ¿Por què no se iba a armar escàndalo en otra parte? -Oye tù, Campanita ¿Por què no te callas y te bajas de mi mesa antes de que deje tus dientes en el suelo por un golpe?..- dijo apenas alzando la voz, parecìa que varios estaban de acuerdo con èl ya que empezaron los murmullos despuès de los aplausos. Sonriò de forma burlona, sabìa que era de aquellas personas que tenìan alegrìa por todas partes y la ùnica forma de quitàrsela era dàndoles un golpe o rompièndole las ilusiones. 

El lobo tratò discretamente de identificar el aroma del hombre sobre la mesa, no era vampiro porque podìa percibir el suave golpeteo de su corazòn, tampoco era lobo porque no tenìa ese aroma caracterìstico y no era demonio puesto que no habìa rastros de azufre en el aire. Meditò unos segundos, podìa ser un humano y si lo era, corrìa peligro ahì entre tanto licàntropo hambriento y recièn salidos de la batalla -En serio, no me hagas levantarme, hoy tuve un dìa pesado ¡Bajate de mi mesa!..- le gruñò



[size=45]CORNELIUS[/size]
EVERYDAY I MAKE MY OWN HISTORY




[size=15]CORNELIUS D. DRAGOMIR[/size]


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Gabriel el Miér Mayo 14, 2014 6:22 pm


La euforia de la bebida gratis había pasado y todos regresaron a sus asuntos y platicas personales de como habían aniquilado dos o tres vampiros esta noche o que uno mas que el otro había sobrevivido a su ataque.

-Fanfarrones- susurro el ángel y volteo a ver al chico que le hablaba.

Para reclamarle era un buen inicio no importo el tono de voz del chico para el ángel y a pesar de la actitud del lobo Gabriel se sintió optimista siempre tiene un buen humor y suele adaptarse con facilidad.

-Bajando- respondió cuando lo solicito el lobo brincando al suelo de nuevo.

-¿Me golpearas? pues tendrás que hacer cola- dijo de forma graciosa el ángel mientras se sentaba sobre esa misma silla que le sirvió para darle nivel.

-El tipo de haya quiere que me largue, el otro golpee su hombro al entrar y esos dos del fondo simplemente no les agrado- levanto ambas cejas.

-Entonces toma turno- siguió sin preocupaciones, esos lobos no llegarían a tocarle.

-¿Corneluis? soy Gabriel, apostaría que mi día a sido peor- Alzo la mano para pedir una cerveza y la ronda que había prometido a todos.

Resoplo en la mesa cabizbajo y el murmullo de todos aun se escuchaba demasiado alto, pensó que no podía entregar el mensaje si un receptor sobrio.


[size=15]GABRIEL[/size]


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Invitado el Miér Mayo 14, 2014 6:46 pm


Estaba en aquel lugar solo explorando, investigando unas cosas que me habían comentado, era cierta la existencia de lobos en el lugar, era más que evidente para unos ojos acostumbrados como los míos, sus actitudes, la furia que emanaban de alguno y como más de uno no reprimía emitir ciertos gruñidos"Es cierto que los lobos no se ocultan tanto como los chupasangres" me dije mientras observaba el local desde la barra tomando una jarra de cerveza.

Aunque la cosa se puso interesante cuando un parroquiano se subió a una de las sillas y comenzó a hablar, la reacción del resto de parroquianos del lugar, no fue la mejor, no parecía que les gustara aquello. Pero algo arreglo el tipo cuando invito a todos a una copa "Sera alguien con ganas de llamar la atención, solo espero que tenga dinero para pagar, o acabara en el callejón con una paliza de cuidado"

Pero por lo visto un joven lobo no pensó lo mismo increpando al tipo, este se bajó de la silla y comenzaron a charlar, el lobo mostraba parte de su encanto, el resto de gente parecía que apoyaban al joven, así que igual tendría que intervenir, no podía dejar que ese tipo recibiera una paliza del lobo, no porque no se la mereciera, sino porque el lobo podría arrancarle la cabeza sin problemas y eso chocaba contra las reyes por la que me nos guiábamos los míos. 

Así que tome algo de mi cerveza mientras miraba, mis juguetes estaban preparados por si hiciera falta, pero realmente esperaba que no.


INVITADO


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Leila A. Rembrandt el Miér Mayo 14, 2014 8:08 pm


Leila corrìa lo màs ràpido que sus piernas le permitìan y no es que se cansara mucho corriendo siendo una loba, pero en esa ocasiòn no corrìa sòlo para divertirse, esa vez corrìa para salvar su vida puesto que detràs de ella venìan varios vampiros al ataque, vampiros que no la reconocerìan aunque les dijera quièn era porque pertenecìan a los guardias que siempre estaban en las fronteras. En esos momentos, ser una princesa no le servìa de nada. 

Marcus le habìa dicho que entrara a la taberna y la habìa empujado en cuanto dieron la vuelta por la calle, lo que provocò que cayera de boca justo a los pies de Arthur -Auch..- se quejò intentando ponerse de pie, tenìan que salìr de ahì a como diera lugar, segùn esto ahì habìa una puerta que daba al callejòn por el cuàl podrìan escapar. Levantò la mirada al hombre frente al que habìa caìdo y sus ojos se volvieron enormes, parecìa peligroso ¿O no?.  Se levantò y mirò a su alrededor buscando la salida, se encontraba tan nerviosa que no podìa pensar en otra cosa màs que en correr -Ya vienen...- dijo abrièndose paso entre las mesas -Ya vienen..-repitiò.

SPOILER:






[size=15]LEILA A. REMBRANDT[/size]


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Invitado el Jue Mayo 15, 2014 6:05 pm


Fuimos descubiertos en un reten de vampiros antes de cruzar al otro pueblo donde nos íbamos a encontrar con mi padre, no pude hacer mucho por el ya que ahora tenia en mi responsabilidad a Leila, no era una carga pero teníamos que protegerla, yo partí con ella y en dirección contraria mi padre ya sin enterarme de las noticias que tenia para mi, al correr nos adentramos al poblado mire una taberna y pedí a Leila que se ocultara y avisara a los lugareños ya que estos vampiros empujaban y atacaban a todo aquel que intervenga en su paso, intentamos combatir con ellos pero nosotros solo eramos tres y ellos mas de una docena de vampiros y algunos licanos fieles, perdí a la princesa de vista pues me había echo caso, en cuanto pudimos entramos también a la taberna, el lugar estaba repleto de lobos y cazadores algo ebrios, levanto una ceja no pudo hacerlo mejor.

-Eres un amuleto encanto 

Digo creyendo que Leila nos ha traído suerte pues estos chicos nos podrían ayudar a combatir a los vampiros sin embargo la mayoría contrabajo podía ponerse de pie. Con la puerta de la entrada a mis espaldas los vampiros se abren camino por el techo del local.

-Hora de pelear!! hay que evitar que se adentren mas al poblado.

Después de combatir con nosotros lo mas seguro es que fueran a saciar su sed con los lugareños humanos por eso era importante que no se nos escapara ninguno.

-Cornelius!!

Había reconocido a ese sujeto, es mi amigo pero nos habíamos perdidos en los últimos encuentros el tomo mando por su lado y yo por el mio, me alegraba verle justo en este momento seria aun mejor si apareciera Carlo pero ese era otro difícil de rastrear.


INVITADO


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Cornelius D. Dragomir el Jue Mayo 15, 2014 7:54 pm


Le mirò de forma seria, su alegrìa era contagiosa pero no le causaba ninguna gracia, Cornelius se encontraba cauteloso, no creìa que una persona fuera asì de feliz, mucho menos en un momento como aquel en que la guerra hacìa de las suyas a todos los habitantes, ni siquiera las castas nobles se salvaban de padecer ataques y pasar hambre. Erebo se habìa vuelto sin duda alguna "la zona cero" -En realidad no tengo que hacer fila, porque todos ellos, a excepciòn de unos cuantos..-comentò señalando con el dedo a su alrededor -Estàn bajo mis òrdenes...- sonriò de lado -Asì que, si quiero ser el primero en tirarte los dientes, lo serè- dejò el tarro en la mesa.

Cuando escuchò su nombre alzò las cejas claramente sorprendido ¿Còmo sabìa su nombre?. La sospecha comenzò a crecer dentro de èl, algo no andaba bien ahì. Se puso de pie acercàndose al hombre, las manos del lobo apretaban el abrigo del sujeto -¿Còmo diablos sabes mi nombre Campanita?...-preguntò sacudièndolo de forma brusca -¿Quièn te enviò? ¡Dìmelo!...- exigiò gritandole en la cara, le importaba poco si èl habìa tenido un dìa malo, llamarlo por su nombre habìa sido un error.

Levantò el puño preparado para golpearlo en el rostro cuando el sonido de una voz femenina llamò su atenciòn, la menuda mujer habìa entrado de cabeza en la taberna y ahora se encontraba en el suelo con el vestido levantado hasta los muslos. Regresò su atenciòn a "Gabriel" -Salvado, por ahora...-murmurò antes de soltarlo y dirgirse a la agitada hembra que paseaba entre las mesas -¿Què pasa? ¿Quièn te persigue, la policìa? ¿Què te haz robado?-preguntò burlòn tomàndola del brazo sin dejarla continuar con su camino, la gente a su alrededor se reìa y èl sòlo podìa olisquear su lacio cabello con curiosidad, habìa un rastro de aroma a lobo macho y a demonio -Una hembra de lobo ¿No somos afortunados chicos?..- la colocò de espaldas a èl sosteniendo sus brazos para que no se moviera, lo que buscaba era que miraran su bonito rostro -¿Quièn eres?...-preguntò cerca de su oìdo para evitar que alguien màs le escuchara. Fue entonces que un chico entrò a la taberna advirtiendo a todos -¡Vaya, hoy es dìa de vistas! Marcus Volkov en la casa..- su comentario era sarcàstico,pues ya le habìa escuchado decìr que los vampiros estaban sobre ellos. Arrastrò a la chica del brazo hacia donde estaba el àngel -Muy bien Campanita ¡Muèvete! Esto se va a poner bueno..- dijo jalàndolo de la camisa para hacerlo avanzar, el hombre no parecìa un guerrero -¡Muèvanse bastardos, tenemos trabajo què hacer!..- gritò pateando sillas para despertar a sus hombres y rompièndo la madera para repartir estacas improvisadas a todos, inclusive al cazador del fondo.



[size=45]CORNELIUS[/size]
EVERYDAY I MAKE MY OWN HISTORY




[size=15]CORNELIUS D. DRAGOMIR[/size]


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Invitado el Jue Mayo 15, 2014 8:20 pm


Bueno ahora esto mejoraba por la puerta entro una bella mujer, aunque no tarde en darme cuenta que era una loba, pero eso sí muy linda. Pero me centre más en lo que decía, que venían "¿Quiénes y a qué?" Aunque viendo la manera de expresarse era de suponer que quienes fueran no venían a charlar.

Pero luego entro otro tipo otro lobo, sí que esto se estaba poniendo interesante, este también mostraba cierto aspecto parecido a la chica, pero tenía rastro de haber tenido un encuentro poco agradable con alguien, dijo un nombre Cornelius, entonces el tipo enfadado de antes se dio por aludido, aunque la forma en que trato a la mujer no me gusto no eran formas.

Bueno creo que deberías aprender a tratar a una dama. Dije mientras estaba apoyado en la barra, con una cerveza en la mano. No me agradaba como se comportaba primero con el tipo que se mostraba ciertamente más feliz de lo normal y luego como arrastro a la mujer.


INVITADO


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Gabriel el Vie Mayo 16, 2014 10:27 pm


Levanta una ceja al escuchar hablar al lobo y bebe de su cerveza sin ninguna preocupación, el lobo se altera al escuchar su nombre, tirando del saco de Gabriel.

-Porque me se el nombre de todos- responde el ángel tratando de retirar las manos del lobo"¿Campanita?" "¿salvado?" frunció en ceño, no podía molestarse por los actos salvajes del lobo esa es su naturaleza.

Miro a la mujer que entro algo malo pasaba con ella, otra loba, para su desdecha el primero que se acerco a ella fue Cornelius el mismo sujeto que acoso a Gabriel.

-¿Estas bien muchacha?- Gabriel pudo reconocerla pero no revelo su identidad.

Estaba a punto de separar a la chica del lobo pero alguien mas intervino, le miro era un joven, una leyenda entre los cazadores .

-Van Hellsing- susurro y volvió su mirada a la chica.

El lobo que recién llegaba en las mismas condiciones que la chica parecía conocer al brabucon del barrio, volvió a llamarle campanita y el ángel le miro feo pero tampoco lo odio, se preparo junto con ellos, el no era un ángel guerrero, el traía un mensaje para ellos pero supo que su misión era estar en el lugar en el momento adecuado y era justo ahora para ayudarles.


[size=15]GABRIEL[/size]


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Leila A. Rembrandt el Miér Mayo 28, 2014 7:09 pm


Leila no sabìa què hacer, todos la miraban y se encontraba impedida sujetada por el lobo de los brazos. Se removiò pensando que habìa entrado a un mal lugar -Por favor, dèjame ir!...- pataleò -¡No robè nada, los vampiros vienen! ¡Idiota!..- escupiò las palabras aùn luchando contra su agarre, el lobo era fuerte y Leila temìa que le hiciera algo màs, cada pocos segundos miraba hacia la puerta esperando ver entrar a Marcus, cuando escuchò que le preguntaba quièn era sòlo pudo gruñir -Serè tu peor pesadilla si no me sueltas...- entonces la puerta se abriò dejando entrar al lobo que estaba esperando.

La gente se movilizò tomando las sillas siguiendo el ejemplo de Cornelius para hacer estacas improvisadas, tomò una cuando se la ofreciò, odiaba que la llevara del brazo como una niña pequeña pero ahora entendìa que estaban en modo matones asì que no hizo comentario alguno, simplemente se dejò llevar. Estaba a punto de soltarle una patada a Marcus por no ayudarla, cuando escuchò el nombre del chico cerca de la barra -¿Van Hellsing?..- mirò al àngel al que arrastraban de igual forma que a ella -¿Hablas en serio?..- abriò la boca impresionada, estaban ante uno de los lìderes de los cazadores -Sì, estoy bien, gracias...- sacudiò la cabeza esperando instrucciones, ya podìan escucharse los golpes en las puertas de los vampiros que intentaban entrar -¡Marcus?...- susurrò buscàndolo entre la gente -¿Dònde estàs?





[size=15]LEILA A. REMBRANDT[/size]


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Invitado el Sáb Mayo 31, 2014 2:49 am


Cornelius tomo al chico de barbas y a Leila de una forma que no me agrado, con el sujeto podíahacer lo que quiera pero Leila estaba a mi cuidado así que camino rapido hacia ellos saltando sobre las mesas para alcanzarlos, detrás se abren las puertas de golpe y entran los vampiros, rápidamente tomo la mano de Leila quien parecía buscarme por el lugar pero miraba al lado equivocado, también observo al otro tipo que estaba con ellos tres, no era lobo pero su semblante no parecía de preocupación al contrario.

-El es Cornelius un amigo bromista y ella una loba que jamas tendrás amigo. .. vamos Leila-

Le habia dicho de esta forma a Cornelius porque gustaba de molestar a las chicas como Leila, de las que no tenían ni idea de que hacían aqui. Me dirigí con ella atras de la barra, la trifulca ya habia empezado, golpes, sangre, botellazos de se escuchaba y miraba.

-Aun no puedes combatir a los vampiros así que tienes que ocultarte, me entiendes?

La miro muy serio sujetetandola de ambas mejillas para que pusiera su atención en mi y no en los vampiros, ya sentía las miradas de los lobos clavarse en mis espaldas por estar cuidando de Leila y no guiandolos de eso parecía encargarse Cornelius, suelto a Leila y miro al chico barbudo.

-Puedes acompañarla si o no?

Era como una orden todos los de aqui se sujetarian a mis ordenes...

-Obliguenlos a salir

Doy la orden para sacarlos del establecimiento el espacio era pequeño y para algunos era necesaria la tranformacion en eso siento como las uñas de un vampiro se prenden en mi espaldo obligandome a voltear como puedo esquivo su golpe rapido y me voy encima de el atravesando con su cuerpo la pared de madera haciendolo salir conmigo al bosque.

En el medio natural los lobos somos mas agiles que los vampiros con un cuerpo de humano, nuevamente usando mi don podia anticiparme a los movimientos pero no podia ayudar a todos incluso a veces era necesaria su asistencia.

-Siempre hay un lider, decapitar al líder y no seguirán.

Sujeto a uno de los lobos del saco para decirle necesitaba subirme y mirar quien era el líder de ellos por lo general es al que mas protegen y el que menos pelea pero no lograba verle todo indicaba que estaba escondido entre los arboles del bosque, estos no eran vampiros de la guardia eran vampiros monadas carroñeros, ahora entendía que el tipo con nervios de acero era un cazador, un humano acostumbrado a pelear en contra de vampiros y lobos asi que no era enemigo pero tampoco confiable. Miraba siempre al bar sabia que Leila no se estaria quieta era muy irreverente y no acataba ordenes de nadie. 


INVITADO


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Invitado el Sáb Mayo 31, 2014 8:46 am


"Ju ju el lio empezó" La puerta estallo dando paso a un número interesante de vampiros, pero eso no era lo más extraño, algo más me llamo la atención el lobo que entro tras la chica se encaró con el bocazas que la sostenía y luego la llevo tras la barra, algo raro, pero en ese momento era mejor centrarse en lo que se avecinaba. Analice la situación estaba claro que en ese momento estaba con los lobos, entre unos y otros estaba claro quienes odiaba más. 

Pero los lobos eran terribles cuando cambiaban, en este lugar seria complejo que se pudieran transformar o cambiar, así que la ventaja pasaba a ser de los vampiros. Aunque tenía algo que podría obligar a retroceder a las sanguijuelas para apoyar a los lobos. Además mi pensamiento se vio refrendado por las palabras del supuesto jefe de los lobos, casualmente el tipo que protegió a la mujer.

Di un par de pasos adelante, poniéndome justo en primera línea frente a los chupasangres, tras lo que tome un par de extrañas armas, podrían parecer pistolas pero con una cosa rara acopladas "Veamos qué les parece un poquito de calor" Al apretar los gatillos de las armas salió el combustible que se encendió con el pequeño fuego que se prendió en la punta de las armas, las pistolas lanzallamas eran efectivas pero la pena era su rango y su duración. En este caso solo quería hacer retroceder a los vampiros y si algo les aterraba era el fuego. Me encanta el olor de sanguijuela frita. Grite con una risa demente acompañandola, no podía evitar el odio que sentía ante esos seres, todos pagarían lo que hicieron a mi amada.

Así que vi como los chupasangres comenzaron a retroceder, con cara de pánico, se empujaban, por suerte pude prender alguno que al correr prendió a un par más, esto hizo que el efecto de pánico fuera mayor. Saltaban por las ventanas, salían como cucarachas. Los seguí hasta la calle notando como los lobos también salían.

Bueno es la hora de la diversión. Dije notando como las pistolas perdían su potencia apagándose, los vampiros no tardarían en reaccionar. Lance mi gabardina por los aires mostrando todo mi arsenal. Tome un par de espadas de plata y tome la posición de guardia esperando el envite del enemigo, prefería esperar para contraatacar.

Por cierto soy Arthur Van Hellsing. Comente en alto con una ligera reverencia, y mostrando una mirada siniestra. Ese nombre provocaba tanto miedo como odio entre las filas vampiricas y entre otros seres.


INVITADO


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Cornelius D. Dragomir el Dom Jun 01, 2014 7:42 pm


Cornelius observò còmo su buen amigo Marcus le arrebataba de las manos a la hembra. Sonriò de lado divertido y asintiò solemnemente ante la etiqueta de "no tocar, es mìa" que le habìa puesto el lìder a la chica y que habìa expresado de forma tranquilizadora para ella. Que le prohibieran algo no hacìa nada màs que aumentar sus ganas por poseer. Pero ahora no podìa hacer nada pues justo en el momento que pensaba responder se abrieron las puertas, lo bueno es que èl se habìa encargado de poner sobre aviso a sus compañeros y tenerlos "armados" para la batalla con las estacas improvisadas. Caminò en retroceso cubriendo las espaldas de Marcus que se metìa detràs de la barra con la chica -Esto va a ser divertido...- musitò soltando puñetazos a los vampiros que se le tiraban encima, pudo deducir entonces que aquellos no pertenecìan a la guardia.

-David ¡Izquierda!..- gritò lanzando el trozo de madera afilado a las manos de su compañero para que estacara al vampiro que se acercaba, las sanguijuelas tenìan la ventaja -¡Ya oyeron, todos afuera!...-gritò empujando con fuerza a todo aquel que se le pusiera en el camino. Lanzò codazos, patadas, golpes y esquivaba otros tantos que le daban a èl, sin embargo, algunos le daban de lleno en la cara hacièndolo sangrar por un instante antes de que la herida cerrara -¡Maldiciòn, la cara no!..- se lamentò tronàndole el cuello al vampiro que le tocò el rostro, en seguida lo lanzò por los aires derribando a otros pocos. 

Asì transcurrieron unos minutos hasta que el tipo que antes le habìa dicho que "no se trataba a una mujer asì" se puso en la primera fila junto a èl armado con lanzallamas. Cornelius abriò la boca sorprendido, aquellas no eran cualquier arma, aquellas sòlo las tenìan los..- Cazadores...- susurrò echando un vistazo ràpido a su alrededor esperando encontrar a otros que lo acompañaran, sin embargo venìa solo ya que todos los que se encontraban ahì y podìa ver eran amigos suyos. Su atenciòn se viò desviada hacia los hombres que salìan corriendo envueltos en llamas, aquello era una locura pero estaba seguro de que ganarìan -¡Diablos, sì!..- palmeò la espalda del cazador, en ese momento sabìa que èl estaba de su lado. Hizo señas a un par de rebeldes para que volvieran al bar a cuidar de la chica y el hombre que sabìa su nombre, supuso que Marcus estarìa al tanto de ellos pero no querìa arriesgar su premio, entonces se lanzò en picada transformàndose en lobo para desmembrar vampiros.



[size=45]CORNELIUS[/size]
EVERYDAY I MAKE MY OWN HISTORY




[size=15]CORNELIUS D. DRAGOMIR[/size]


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Gabriel el Jue Jun 05, 2014 2:00 am


Gabriel junto sus manos para sacar su espada la cual se materializaba al concentrarse así como su escudo divino para combatir a los vampiros pero su concentración es interrumpida cuando el lobo le habla preguntándole si podía acompañar a la chica.

-Seria mas útil ayudandoles contra los vampiros- sugirió pero cambio de opinión cuando miro a Van Hellsing ayudarles -Esta bien me encargo de la chica, vayan- Miro a la princesa un instante.

Mientras estaba a su lado no perdió de vista los movimientos de ese par de lobos al igual que del cazador, en aquel encuentro faltaba un lobo mas y una cazadora, los cinco muchachos estaban predestinados a encontrarse aquí y por algun motivo la historia había cambiado.

-Sígueme, no puedo perderles de vista-Tomo de la mano a la princesa, ella estaría a salvo con el aunque no lo pareciera.

-Tu eres Leila la princesa ¿Estas enamorada de Marcus?- se supone que debería estarlo.

Se puso de pie para empujar a algunos vampiros que se acercaban a ambos con el cuerpo cubierto en llamas, era feo verles así pero era mas feo el daño que ellos causaban a los humanos.

-¿En el camino encontraron a otro lobo? ¿Donde esta Carlo?- El ángel se sentía confundido.

¿Como se supone que daría el mensaje a los chicos si faltaban algunos de ellos? esquivo el ataque de uno de los vampiros sacando de su brazo derecho un enorme escudo traslucido protegiéndose y protegiendo a la princesa.


[size=15]GABRIEL[/size]


 













 Re: Cuidando de ellos ::LIBRE::



 por Leila A. Rembrandt el Vie Jun 06, 2014 1:29 am


Leila estaba confundida, habìa sido llevada por Marcus hasta la barra donde la obligò a sentarse en el suelo, le sujetò el rostro para que no alcanzara a ver còmo vampiros y lobos salìan heridos y le habìa suplicado con la mirada que se mantuviera a salvo. Aùn estaba ahì sentada contra la esquina escuchando los chillidos, golpes y gruñidos que se daban unos con otros, a su lado el hombre de barba hablaba con Marcus pues se aseguraba de que no saliera lastimada -Estarè bien...- susurrò mirando a Gabriel, enseguida se arrastrò por el suelo tentando bajo la barra, sabìa que los taberneros siempre tenìan armas para protegerse de los asaltos y eso era lo que buscaba, no le habìa prometido a Marcus nada acerca de no buscar algo con lo cuàl poder defenderse. 

Finalmente sus dedos encontraron un tubo largo y delgado que servirìa a su propòsito -¡Lo tengo!..-dijo orgullosa regresando al lado del àngel al cuàl tomò de la mano con tranquilidad, ahora que tenìa algo con què defenderse se sentìa mejor -¿Por què los està espiando señor? ¿Han hecho algo malo?..-preguntò caminando detràs de èl teniendo cuidado de no pisar cadàveres, podìa sentir la vibra calmada del àngel entendiendo que era una persona de buenos sentimientos, Leila tenìa un don innato de detección de bondad en las personas. Al llegar afuera se dio cuenta de que todo estaba en caos. Mirò a Gabriel con evidente sorpresa -¿Còmo sabe mi nombre?¿Nos conocemos de algùn lado?- preguntò ya que no recordaba haberlo visto antes -Yo no..- bajò la mirada sin dejar de avanzar - Yo no lo sè..-frunciò el ceño -¿Por què habrìa de estar enamorada de èl?- soltò un grito al ver al ver al vampiro en lllamas, sin embargo, el hombre los cubriò con un escudo que parecìa transparente -Carlo se desviò del camino, Marcus y yo tomamos uno diferente y terminamos aquì- presionò su mano mirando por todas partes -¿Donde estàn ellos?.



~Lady Scabbia~
La muerte, fue la única que jamás tuvo miedo a nada...
Hasta que me conoció

Good Girls Gone Bad:





avatar
Lady Scabbia

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 06/05/2011
Edad : 25
Localización : Internado Eternity

Ver perfil de usuario http://zion-universitate.foroactivo.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: cuidando de ellos

Mensaje por Lady Scabbia el Dom Feb 14, 2016 6:12 pm

Parece que Cornelius se había hecho de simpáticos "amigos" ellos nos echaban una mano con los vampiros e hicieron que retrocedan saliendo del establecimiento, el cazador tampoco les dio tregua así que nosotros podríamos encargarnos del líder, al distinguir a Corneluis entre los lobos que ya se habían transformado era dificil comunicarse con ellos de esta forma así que también me saco la camisa y me transformo en lobo, los vampiros al ver que su numero reducía quisieron huir, lance un aullido para indicarle que entre el y yo rodearíamos al vampiros que iba dirigiéndolos mientras los demás perseguían corriendo a los pocos vampiros que se estaban fugando.

Me introduje al bosque para cortar camino y aparecer delante de el esperando que Cornelius lograra alcanzarlo por detrás, era un vampiro mas fuerte que los demás que nos atacaron pero nada difícil como el habíamos enfrentado a muchos otros, el vampiro tenia el don de leer las mentes por eso al transformarnos tomamos ventaja ya no podía indicarle nuestros movimientos a sus compañeros pues nuestra comunicación para su mente parecía estar cifrada.

Por la velocidad del vampiro nos habíamos alejado bastate de lugar donde estaba Leila, solo esperaba que ese ángel pudiera cuidarla aunque por la habilidad de ella creo que terminaría siendo al reves y el angel estará a salvo.



~Lady Scabbia~
La muerte, fue la única que jamás tuvo miedo a nada...
Hasta que me conoció

Good Girls Gone Bad:





avatar
Lady Scabbia

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 06/05/2011
Edad : 25
Localización : Internado Eternity

Ver perfil de usuario http://zion-universitate.foroactivo.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.