Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 4 el Lun Mayo 09, 2011 8:35 pm.
Últimos temas
» Recuerdos y algo más
Dom Feb 14, 2016 6:37 pm por Lady Scabbia

» Mal Tercio
Dom Feb 14, 2016 6:27 pm por Lady Scabbia

» Rosas nieve y sangre
Dom Feb 14, 2016 6:19 pm por Lady Scabbia

» Tentaciones (Leila)
Dom Feb 14, 2016 6:16 pm por Lady Scabbia

» cuidando de ellos
Dom Feb 14, 2016 6:12 pm por Lady Scabbia

» ksdjhfsdkjgh
Jue Dic 04, 2014 8:51 pm por Lady Scabbia

» Probando askjhdadsjfh
Miér Abr 03, 2013 12:39 pm por Lady Scabbia

Mejores posteadores
Lady Scabbia
 

Staff Moonlight
Copyright
Todas las imagenes e historias alojadas son propiedad de los administradores y los usuarios registrados y no se puede hacer uso de ellos sin el consentimiento de los propietarios. Cualquier falta sera notificada a foro activoLicencia de Creative Commons
Moonlight Eternity by Administradores is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

Mal Tercio

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Mal Tercio

Mensaje por Lady Scabbia el Dom Feb 14, 2016 6:26 pm

Sonrió aliviada al darse cuenta de que efectivamente aquellas marcas estaban desapareciendo, pero más que eso, su bella sonrisa se debía a la forma en cómo el demonio la miraba. Leila no podría describir jamás lo que encontró en el fondo de los ojos claros de Caín en aquel momento, era algo brillante, posesivo, exigente. Algo que llegaba a hacerle sentir que su alma se consumía. Y es que en efecto, no había mejor metáfora que aquella; su alma estaba siendo arrasada por el hombre frente a ella y ya fuera para bien o para mal, Leila se encontraba metida con los pies hasta el fondo, había un contrato matrimonial y un anillo en su dedo anular que así lo decía. Sin embargo, esa pequeña chispa encendida dentro de ella parecida al cariño creciente, sabía que si aceptaba a aquel hombre como su esposo,a fuera de forma física y mental, todo en ella se vería envuelto en llamas y a pesar de tener claro que podría negarse y volver atrás, se iba a ver tentada de no hacerlo.

Sus besos eran reveladores, eran hambrientos y tenían un ligero un toque de provocación que la hacía quedarse sin aliento. Leila no podía hacer otra cosa que ladear el rostro para darle un mejor acceso a la tersa piel de su cuello, dejarle explorar con sus labios, con su lengua, poco le importaban en ese momento las circunstancias en las que vivía, que estuviera precariamente parada entre la paz y la guerra de su pueblo, que su cabello estaba revuelto y despeinado, que la bata estuviese ligeramente abierta o que no debería estarle dando entrada para tocarla de esa forma. Ella sólo quería sentirse amada, quería seguir sintiendo esa suave y tímida calidez que viajaba por su cuerpo hasta desbordarse como cascadas por su pecho posándose en su vientre, llamándole, necesitándole. Sus brazos se envolvieron alrededor del masculino y fuerte cuello de su prometido concentrada en no sentir culpa, le tomaba del cabello invitándolo a continuar los mimos. Aquello no era romper el frágil pacto que tenían de no intimar hasta la noche de bodas, sólo era una pequeña aproximación del huracán que podían despertar en aquel lecho de sábanas de seda negra si pudieran.

La loba abrió los ojos con las mejillas coloreadas de un tenue rubor, no había notado el momento en el cual había cerrado los ojos. Tembló entre sus brazos al sentir la humedad de su lengua cerca de su oído, su respiración entrecortada. Aquella sensación, aquel nerviosismo, aquellas dulces palabras que le llegaban como choques eléctricos. No podía hablar, sólo se dejaba embelesar por la profundidad de su mirada ¿Qué se supone que tenía que responder a aquello?. Ella no era de las chicas que aceptan cumplidos y sonríen bobamente, ella era de las chicas que te patean si miras descaradamente su escote ¿Por qué no estaba moliéndole la cara a golpes entonces? Ladeó el rostro buscando el toque de los dedos ajenos en su mejilla. Posó la mano sobre la de Cain deslizándola por su propio rostro hasta dejar el dedo índice de su prometido al alcance de su boca -No podemos, ya lo sabes...- respondió dándole una pequeña mordida para después entrelazar los dedos de su mano con los de la de ella. No le estaba negando la cercanía de sus cuerpos, quizás ella misma lo necesitaba, le gustaba estar así, pero no dejaría que aquellas mágicas sensaciones que despertaban sus tibios labios, le nublaran la mente. Leila tenía un propósito y quería entregarse hasta que ella se sintiera libre de dejarse ir, sin prejuicios, sin sentirse aterrrada y tentada a lo que para ella, era sucumbir al pecado. Ella no era normal, era una loba en un mundo de vampiros, una niña que parecía ingenua y quizás no tuviera una boda normal, él mismo se lo había dicho el día que se anunció el compromiso, pero quería conservar al menos aquella parte de sus costumbres y de sus creencias, su parte lycan y la memoria de su madre se lo exigían -¿Acaso no pregonas ahora que soy tu mujer a todo el que desee escucharlo o luche por mí? Creo que ambos sabemos que lo soy..-dijo dejando la mano que sostenía en su cadera para regresar a la postura que había tenido antes, abrazándolo, sólo que en ese momento, ella tenía pegada la frente contra la suya dejando que sus labios rozaran apenas, que sus alientos se mezclaran y que sus cuerpos estuvieran más juntos, su pecho y sus curvas amoldándose a la dureza de él -Pero si de verdad quieres decir aquello, la boda será en unos días..- se acercó a morder el labio inferior de Caín y se alejó así sin más, descendiendo de su cuerpo hasta acomodarse en su lado de la cama -Puedes esperar un par de días y entonces será oficial..-sonrió pícara, sabía que le estaba provocando, pero no iba a caer. En ese instante, Lucifer maulló desde los pies de la cama. Había sido muy listo de no meterse en medio.



~Lady Scabbia~
La muerte, fue la única que jamás tuvo miedo a nada...
Hasta que me conoció

Good Girls Gone Bad:





avatar
Lady Scabbia

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 06/05/2011
Edad : 25
Localización : Internado Eternity

Ver perfil de usuario http://zion-universitate.foroactivo.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Mal Tercio

Mensaje por Lady Scabbia el Dom Feb 14, 2016 6:27 pm

Era cierto que me había comportado de una forma muy territorial con ella dejando claro en muchas ocasiones que me pertenecía, que solo yo era digno de poseer a la hija de Amshel -Como dices aun no es oficial pero que bueno que ya te haces a la idea- dije algo fanfarrón y sonriendo cínico pero sin malicia, no deje de admirar sus curvas ningún momento incluso cuando se bajó de mi para recostarse a un lado ya sabía que esta noche no me daría lo que tanto deseaba de ella y hasta me era agradable que tuviera ella el control de la situación y que sutilmente me permitiera creer que podría haber más, acaricie su espalda con mi mano llegando hasta su hombro el cual masajee con cuidado -Esperare el tiempo que sea necesario- ella pensaba que yo tenía prisas por poseer su cuerpo y por hacerla mi mujer en parte si pero no lo era todo que fuera mi esposa significaba mucho más que eso, no era solo el trato que tenía con Amshel a veces dudaba que Leila fuera capaz de hacerse llamar la reina del infierno pues su alma es buena, no desea el mal a nadie y pelea por lo que llaman causas justas.

Me recosté a su lado a la misma dirección de ella abrazándola así por detrás con mi mano en su abdomen, mi nariz cerca de su cuello y cabellos -Y si no estás lista?-preguntaba por todo, por ser mi esposa y cumplir con ese rol, me quede pensativo pero luego guarde silencio para que ella pudiera dormir pues en la tierra ya sería muy de noche casi a punto de amanecer -Buenas noches- me despedía así de ella y cerraba los ojos como si durmiera pero realmente entraba a un estado donde me dejaba rodear por su presencia y su cuerpo en mis brazos hasta que ella despertara de nuevo.



~Lady Scabbia~
La muerte, fue la única que jamás tuvo miedo a nada...
Hasta que me conoció

Good Girls Gone Bad:





avatar
Lady Scabbia

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 06/05/2011
Edad : 25
Localización : Internado Eternity

Ver perfil de usuario http://zion-universitate.foroactivo.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Mal Tercio

Mensaje por Lady Scabbia el Dom Feb 14, 2016 6:27 pm

[ltr]Mi post nùmero 100 dedicado a mi bobito feo Caìn/Jeremy. Gracias por darme un nuevo hogar despuès de haber perdido el mìo. despuès de tantos años es difìcil sentirse còmoda en cualquier lugar, gracias por eso Emoticono heart.... 100 es igual a "Aquì seguiremos hasta que no haya temas para rolear o hasta que la la muerte de Erebo sea inminente"...
[/ltr]

[ltr]aww Emoticono heart
[/ltr]

[ltr]Gracias por dedicarme tu post #100 y espero que aun quede muchisisisisismos mas al igual que vida para Erebo, sabes que me gusta mucho rolear contigo y que Leila trae loco a Cain que lo hace aun mas especial de lo que ya es... que aprendo mucho de ti y me haces romperme la cabeza al responder seguí reventándome[/ltr]



~Lady Scabbia~
La muerte, fue la única que jamás tuvo miedo a nada...
Hasta que me conoció

Good Girls Gone Bad:





avatar
Lady Scabbia

Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 06/05/2011
Edad : 25
Localización : Internado Eternity

Ver perfil de usuario http://zion-universitate.foroactivo.com.mx

Volver arriba Ir abajo

Re: Mal Tercio

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.